©2019  Corporación Contigo Perú - Todos los derechos reservados

BIOGRAFÍA

Augusto Polo Campos, es uno de los autores y compositores más controvertidos y contemporáneos de la música criolla moderna. Sus composiciones siempre fueron creadas sin haber realizado partituras o de haber tocado instrumentos, solo contaba con el momento de inspiración, plasmando letras y melodías enlazadas en diferentes sentimientos de amor, unión y sentimiento patrio.

Don Augusto Armando Polo Campos, nace el 25 de febrero de 1932, en el distrito de Cora Cora, ciudad de Púquio, provincia de Lucanas-Parinacochas, departamento de Ayacucho, Perú.

Sus padres don Rodrigo Polo Alzamora (Lima), y doña Flor de María Campos Gonzáles, (Chiclayo) , hija de don Christian Campos Urdanegui, dueño de un periódico en Chiclayo que se llamaba “El Bien Agrícola”.

Los esposos Polo Campos, tuvieron; cuatro hijos hombres (Santiago, Carlos; Cristian y Augusto), y dos mujeres (Yolanda y Marina) siendo Augusto el penúltimo de los hermanos. Su familia se extiende por el lado paterno, teniendo Augusto dos hermanos más: René y Rodrigo.

En el año 1936, el padre de Augusto, decide vivir en el distrito del Rímac, para ser más exactos, en la antigua calle Tintorero hoy (Jr. Madera 143), cerca a la Alameda de los Descalzos. En sus tiempos de descanso los esposos Polo Campos organizaban reuniones familiares. La Señora Flor de María Campos, tenía un gran oído para la música, y había recibido clases de piano y guitarra directamente del compositor chiclayano don Emilio Santisteban.

La madre de Augusto Polo Campos fue siempre en vida su musa inspiradora, quien lo arrullaba de niño todas las noches antes de dormir, con su dulce canto y guitarra en mano.

Era de esta manera que en la casa de la familia Polo Campos, bajo los acordes de finísimas melodías, se reencontraban grandes maestros del criollismo como el señor Samuel Joya, Cesar Andrade, el famoso dúo y padres del criollismo, Montes y Manrique y el laureado don Felipe Pinglo Alva.

Entre la familia de don Augusto Polo Campos, se iban formando en aquel entonces las que luego fueran grandes artistas como las famosas “Limeñitas”, conocidas como el dúo de Graciela y Noemí Polo, primas de su padre Rodrigo Polo Alzamora; Eloísa Angulo y Oswaldo Campos, primos de su madre y Betty Missiego Campos, prima hermana del gran compositor.

Desde los 5 años Augusto Polo Campos, realizaba pequeñas rimas que eran incentivadas por su padre con pequeñas propinas. A los 8 años de edad ya componía sus primeros versos y a la edad de 12 años conoció en un tranvía, a una hermosa niña , quien le inspira su primera composición titulada “Bajopontina”, sobrenombre con el que se conocía a quienes vivían debajo del puente del Rio Rímac. El nombre de la jovencita era Gloria Velorio, quien luego fuera su primera novia.

En 1967, Augusto Polo Campos, trascendía con mucho éxito, haciéndose más conocido entre muchas personalidades, como el gran Nicomedes Santa Cruz, quien le aconsejaba como realizar sus rimas, y hacer décimas de pie forzado. Cuando aprendió, hacían competencias en donde Augusto Polo Campos pierde su amistad, por ganarle al hacer una décima en menos tiempo.

 

También toma gran amistad con el famoso animador Augusto Ferrando; en el programa de televisión de Panamericana Televisión, quien le propone estrenar sus composiciones en su programa “Trampolín a la Fama”, en donde compartió buenos momentos de amistad con cómicos como el recordado “Loco Ureta”, Guillermo Rossini, Roman Gamez Ël Ronco”, Lucha Reyes y Miguel Barraza entre otros.

 

La canción “Contigo Perú”, fue solicitada en el gobierno de Juan Velasco Alvarado. Al presentar el tema ante el Despacho del Presidente y decir lo que costaría, un general que estaba junto al Presidente, le dijo que porqué cobraba para cantarle al Perú? ., Y él le respondió : si el general cobraba por defender al Perú sin ir a la guerra… dicho comentario causo gracia en el Presidente y el general y aceptaron la oferta.

 

Augusto vivió la Lima de antaño y la Lima moderna. El comenta que vio pasar los carruajes, o calesas con caballos, las mujeres salían a pasear tranquilamente, sin atracos. Chabuca Granda le comentaba que en el año 1935, las mujeres fabricaban en sus casas unos paquetitos, con los cuales paseaban en los jirones para justificar sus paseos, y allí era en donde los galanes entregaban sus mejores piropos, y ellas no se molestaban, se dejaban piropear, y eran aceptadas porque era entonces una galantería fina, elegante y muy limeña; que algunas veces era entregada con una flor o un poema, o podían verse caballeros quitándose el saco sin hablar, para que las bellas señoritas pasaran sobre el mismo.

 

Con 7 hijos profesionales, 8 nietos y 3 bisnietos, Augusto Polo Campos ha sabido distribuir su tiempo para festejar sus logros, además de inculcarles el amor a Dios, al prójimo, a la naturaleza y a los animales.

 

Quienes han estado cerca de él, conocen su gran sensibilidad y generosidad, lo cual siempre lo ha llevado a compartir; mostrándose así, inmensamente agradecido con Dios.

Falleció en Lima el 18 de enero de 2018 a los 85 años, tras permanecer por varios días en la clínica Good Hope de Miraflores, debido a diversas complicaciones en su salud. Sus restos fueron velados en el Gran Teatro Nacional, que se abrió por primera vez para un evento de esta naturaleza.

 

Augusto Polo Campos, será recordado como un enamorado, humano, compasivo y creativo, de una increíble vitalidad, que lo motivó a seguir sembrando inmejorables temas, para que la música criolla no muera jamás.